<body BACKGROUND="C:\Documents and Settings\David Motta Cabrera\Escritorio\pendulum3web.jpeg"><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d11497109\x26blogName\x3dEl+p%C3%A9ndulo\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://elpendulo.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_CO\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://elpendulo.blogspot.com/\x26vt\x3d-6875727704770027352', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

jueves, agosto 04, 2005

Los tres cabrones


Iba feliz y contento en un taxi (o tadsi según la Irreal Academia Chibchombiana) cuando el señor conductor decidió sintonizar algo en la radio; como yo no tenía nada que hacer empecé a escuchar la emisión, que desgracia la mía al darme cuenta que el programa era de un comentarista deportivo completamente despreciable: Iván Mejía Álvarez.

El manteca este despotrica de todo jugador y de todo equipo creyendose el ente superior que es todopoderoso en el deporte, sabe que fue mal y que fue bien, sabe quien tiene futuro y quien no, además de esto en su capacidad de balbuceo y verborrea - que según él es argumentación - es capaz de traer temas tan diferentes como economía global y estado político.

Lo peor es que ahora no viene en paquete de uno, sino de tres!. Hace unos meses, Fox Sports empezó a emitir un programa de comentaristas (?) deportivos (??) con respecto al fútbol colombiano, se eligió como título "Los tres tenores" pero me doy cuenta con mucha ira que no son mas que tres cabrones que hablan porque simplemente les gusta oír el tono de su voz haciendo vibrar inutilmente al viento.

Los comentaristas colombianos son una versión light de nuestra política, una pantomima donde los panelistas se sonrojan, se enfurecen y agitan sus ideas con un convencimiento impresionante, son capaces de perder 3 horas discutiendo si el árbitro es hijo de mala madre o simplemente un personaje de diferente inclinación sexual - porque aquí a alguien siempre se ofende - para demostrar su argumento.

Odio a los comentaristas deportivos "polémicos" porque no saben argumentar, no saben de fútbol y no saben de nada mas que insultos camuflados.


He llegado tan lejos porque me he apoyado en hombros de gigantes.

lunes, agosto 01, 2005

Nuevo Himno Nacional


Para describir mejor a la situación actual de muchos colombianos, elpendulo inspirado en la memoria (porque ya pronto se va a morir de una S.D) de el Gran Cacique de la Junta: Diomeeeeeedeeeees Díaaaaaaz propone lo siguiente como himno nacional para guíar nuestro equipo flojo de fútbol, nuestra política chimba y la flojera.


Si la vida fuera estable todo el tiempo
Yo no bebería ni malgastaría la plata
(x2)

Pero me doy cuenta que la vida es un sueño
Y antes de morir es mejor aprovecharla
(x2)

Por eso la plata que cae en mis manos
La gasto en mujeres bebida y bailando
(x2)

Todo el mundo pelea si dejo una herencia
Si guardo un tesoro no lo gozo yo

Se apodera el diablo de aquella riqueza
Entonces no voy a la gloria de Dios
(x2)

Se acaba la vida de este cuerpo humano
Y lo que e guardado no se pa' quien es
(x2)

En el cementerio estoy vuelto gusano
Y allá están peliando lo que yo deje
(x2)

Por eso la plata que cae en mis manos
La gasto en mujeres bebida y bailando
(x2)

Todo el mundo pelea si dejo una herencia
Si guardo un tesoro no lo gozo yo

Se apodera el diablo de aquella riqueza
Entonces no voy a la gloria de Dios
(x2)

Por eso la plata que cae en mis manos
La gasto en mujeres bebida y bailando


He llegado tan lejos porque me he apoyado en hombros de gigantes.